15 de enero de 2008

Regresan las elecciones: el turno es de Michigan

Después de varios días de descanso, regresa el tema electoral en los Estados Unidos. Como recordarán, anteriormente abordamos lo sucedido en varios estados (principalmente Iowa y New Hampshire, ver estas entradas 1, 2, 3) y en virtud de los resultados, así va 'el marcador':


  • En el Partido Demócrata, donde necesitas reunir 2,025 delegados para ganar la nominación en la convención (cada estado tiene un número de delegados predeterminados y establecidos en función de su tamaño electoral), la Senadora Clinton tiene 183 delegados, Obama 78, Edwards 52, Richardson 19 y Kucinich 1.
  • En el Partido Republicano, donde necesitas reunir 1,191 delegados para ganar la nominación en la convención, Mitt Romney tiene 30 delegados, Mike Huckabee 21, John McCain 10, Fred Thompson 6, Ron Paul 2, Rudi Giuliani 1 y Duncan Hunter 1.

Dos encuestas nacionales publicadas ayer (lunes) señalan que la brecha en el Partido Demócrata se ha cerrado y la ventaja de la Senadora Clinton sobre su más cercano competidor (Senador Obama) ha disminuido. La Senadora Clinton tiene una ventaja de 5 y 15 puntos según las encuestas de ABC News/Washington Post y CBS/New York Times, respectivamente.

En el Partido Republicano, el Senador McCain se ha convertido, en los últimos días, en el frontrunner con una ventaja de 8 y 15 puntos sobre su más cercano rival, el gobernador Mike Huckabee según las mismas encuestas, ABC News/Washington Post y CBS/New York Times, respectivamente.

Los resultados de encuestas nacionales deben tomarse con mucha cautela (hace dos semanas Giuliani estaba arriba y la semana pasada Mike Huckabee). Recordemos que, dado el diseño institucional del marco electoral, lo importante es ir ganando estados y, de esta manera, generar un momentum que aglutine apoyos alrededor de los candidatos que se perciben como triunfadores (y así también vas debilitando políticamete a tus contrincantes).


¿Quienes votan hoy?

Hoy le toca participar a los miltantes del Partido Republicano en el estado de Michigan y lo que suceda en este estado industrial (que tiene la mayor tasa de desempleo en los Estados Unidos) puede contribuir al fortalecimiento de John McCain o al resurgimiento de Mitt Romney. Una de estas dos será la nota de la jornada electoral en Michigan.

Si bien Romney es el que lleva más delegados (ver arriba), su desempeño no ha cumplido con las expectativas. Para él es crucial ganar este estado. Tiene posibilidades, Romney nació aquí y, además, su padre fue gobernador y es bien recordado. Si Romney no gana Michigan, mi impresión es que, aún manteniéndose en la contienda republicana, no tiene ya posibilidades de ganar la candidatura. Para Romney, Michigan es must-win.

Por el otro lado, si McCain gana Michigan ya será muy difícil que lo detengan. Si gana, tendrá muchísimas posibilidades de llevarse también Carolina del Sur (la próxima semana) y solo a menos que cometa un grave error antes del 5 de febrero, podría amarrar ese día la candidatura republicana. McCain ha generado una percepción de que es el único que puede derrotar a Clinton y a Obama en la elección presidencial.

¿Y Giuliani? Recordemos que el apostó ganar los estados del 5 de febrero y, para ello, necesita que ninguno de sus contrincantes sea visto como el favorito antes de esa fecha. En otras palabras, lo que necesita es que los dos estados previos al Super Tuesday (Michigan hoy y Carolina del Sur la próxima semana) se los lleven dos candidatos que no han ganado todavía. Se que suena complicado, pero esto implica que para Giuliani lo mejor es que hoy gane Mitt Romney y la próxima semana Fred Thompson se lleve Carolina del Sur.


¿Qué ha pasado en la contienda demócrata?

Los votos en la contienda democrata en el estado de Michigan no van a contar y por eso dejamos el análisis en este partido para otra ocasión. Simplemente les reporto que en los últimos días, la discusión política ha alcanzado un tono bastante desagradable. Hillary Clinton y Barack Obama se enfrascaron en una discusión sobre temas raciales (particularmente el rol que tuvieron el Reverendo Martin Luther King -afroamericano- y el Presidente Lyndon B. Johnson -blanco- en el reconocimiento de los derechos civiles de la población afroamericana). En mi opinión, esta discusión no le conviene a ninguno de los dos (Clinton y Obama) y les convendría a a ambos salirse al mismo tiempo (una especie de tregua).

2 comentarios:

Juan Carlos Luna dijo...

Deseo hacer una reflexión sobre el tema de la inmigración ilegal que conjuga, tanto los cinco mitos del discurso antiinmigrante que publicaste ayer, como las tablas de estudios de opinión que agregas hoy para mostrar que la brecha de preferencias entre Hillary y Barack se está cerrando.

Y es que no es para menos observar que desde septiembre del año pasado, el electorado americano no ha manifestado un mayor incremento en el interes-expectativa por el tema de la inmigración ilegal, muy contraria a la perspectiva que los medios nacionales mexicanos habían estando manejando cuando decían que dicho aspecto formaba parte nodal de la agenda electoral estadounidense.

Si se observa con detenimiento la tabla que se linkea en este sitio, desde septiembre del año pasado, el "issue" de los inmigrantes ilegales a estados unidos no ha superado el 5% de entre los "temas mas importantes para elegir al nuevo presidente".

Muy por encima, está la generación de empleos, que ha ido creciendo exponencialmente conforme avanza el proceso ( en septiembre el tema rondaba el 11%, ahora en enero se ubica en el 29%).

La guerra en Irak, que aunque ha decrecido de septiembre (35%) a la fecha ( 20%) mantiene su relevancia significativa.

Y, el Health Care, que se ha mantenido estable en el parámetro 10-13%.

Entonces, ¿por que tanto pronunciamiento de los precandidatos en cuanto al tema? Una respuesta: parece ser que los estrategas están viendo una elección muy cerrada y tratan de cautivar incluso a los segmentos de mercado mas pequeños, como ese 5% cuyo issue electoral principal es la migración no documentada.

JLT dijo...

Estimado JCLuna.

Probablemente tengas razón.

Otra hipótesis podría ser que el tema de la migración ilegal es uno que interesa mucho a los militantes/base del partido republicano. Como en estas elecciones primarias normalmente votan los militantes, entonces este issue es relevante para los electores que tienen mayor probabilidad de ir a votar (y rentable para los candidatos).