5 de noviembre de 2007

La democracia no se refiere exclusivamente a un proceso electoral

Este fin de semana Ayad Allawi, exprimer ministro iraquí, publicó en el International Herald Tribune un artículo titulado How Iraq’s elections set back democracy (Como las elecciones en Irak no contribuyeron a la democracia). Aquí el link a su editorial.

Allawi explica las razones por las cuales, desde su perspectiva, la reconciliación entre los distintos grupos étnicos y religiosos en Irak no ocurrirá mientras permanezca el sistema electoral vigente. Para Allawi, la paz y la reconciliación iniciará al momento en que se modifique el sistema creado después de la caída de Saddam Hussein.


“…Unfortunately, neither Washington nor the government of Prime Minister Nuri al-Maliki seems to understand that reconciliation between Iraq’s ethnic and religious groups will begin only when we change the flawed electoral system that was created after the fall of Saddam Hussein.


En Irak se utiliza un sistema de 'listas cerradas' en donde los electores votan por una lista de candidatos respaldados por partidos y grupos. En Irak, los electores no votan por un candidato en particular.


“…This system was entirely unsuitable given the security situation, the lack of accurate census figures, heavy intimidation from ethnic and religious militias, gross interventions by Iran, dismantled state institutions, and the use of religious symbols by parties to influence voters.

Accordingly, the vast majity of the electorate based their choices on sectarian and ethnic affiliations, not on genuine political platforms… This gave rise to our sectarian Parliament…


Allawi propone la modificación de la ley electoral para que la votación sea mediante distritos electorales o, en su defecto, a través de un sistema mixto de listas en donde algunos representantes sean electos directamente y el resto asignados en base a la votación de los partidos. Probablemente más importante, la nueva ley electoral debe prohibir el uso de símbolos religiosos.

Las próximas elecciones en Irak tendrán lugar a finales del 2009.

En Irak se cometió un error grave: se equiparó a la 'democracia' con un sistema electoral. Pensando que una elección era suficiente, se instituyeron mecanismos para votar y contar votos. Pero esto no es la democracia. Un proceso electoral claro, equitativo y funcional es, más bien, una consecuencia de la misma.

Independientemente de la definición, la democracia es un proceso de largo plazo que se establece cuando existe una tradición de respeto al estado de derecho y de respeto a los derechos fundamentales de las personas. Si estas condiciones no existen, un sistema electoral sólo arrojará complicaciones.