20 de noviembre de 2009

La perla declarativa

Esta semana, el reconocimiento es para Thierry Henry, delantero de la selección de Francia. Como seguramente es de su conocimiento, cometió una mano flagrante en una jugada que terminó en gol en un reciente partido eliminatorio del Mundial. Ese gol le dio el pase al país galo y eliminó a los irlandeses.

Aquí su confesión:

I am not the ref. The ball hit my hand and, I will be honest, the ball hit my hand. It was a handball.


Aquí la fuente.

Sin duda, es una pena que esto suceda y que las reglas -según la FIFA- no permitan revisar la situación. Este caso debería servir para discutir la introducción de repetición instantánea en el futbol soccer.

...