14 de octubre de 2007

Ultimos apuntes sobre los premios Nobel (y porque Gore no va a ser candidato presidencial).

Mañana se entrega el premio Nobel de economía y el asunto ha generado mucho interés en la blogósfera. En un post anterior, EC mencionó a sus preferidos para esta y otras categorías. Marginal Revolution tiene varios posts del tema. Por ejemplo, sobre los favoritos según los mercados de predicción y las opiniones de sus lectores. Greg Mankiw tiene una quiniela .

En relación a los premios ya otorgados, el que mayor interés mediático generó fue el de la Paz que recibieron el exvicepresidente norteamericano Al Gore y el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático. Aquí el anuncio oficial.

En el caso de Gore, el anuncio del Premio Nobel así como el Oscar que recibió a principio de año por su documental An Inconvenient Truth, está generando la idea de que estos logros representan una plataforma para buscar la candidatura a la presidencia de su país. Aquí por ejemplo, una página que junta firmas para 'reclutar' al exvicepresidente.

En lo personal, no creo que Gore busque la candidatura. En primer lugar, ganarle a otros demócratas -principalmente Hillary Clinton- no sería fácil. Los precandidatos llevan un largo camino andado y ya muchos operadores demócratas se han comprometido. Además, Hillary y Gore tienen la misma base electoral y sería un suicidio político para ambos compartirlo. Es cierto que Gore tiene el reconocimiento, pero en esta ocasión carece de la estructura operativa y las campañas se ganan, no sólo con ideas, sino también con organización. Además, no tiene sentido. Gore está disfrutando la vida, gana mucho más ahora y, todavía más importante, hace un mayor bien a la humanidad desde su actual plataforma. Eso si, la publicidad que recibe es excelente y debe aprovecharla para promover, aun más, la causa que abandera.

El análisis que hace John Dickerson de slate.com sobre este tema es muy bueno. Aquí lo puedes leer.

Por último, el viernes de la semana pasada estuve en dos librerías en la Ciudad de México. En ambas busqué libros de Doris Lessing quien recibió, un día antes, el premio Nobel de literatura. Aquí el anuncio oficial. Me sorprendió que en ninguna de las dos había un estante con los libros de la autora aprovechando, precisamente, la publicidad que generó el anuncio del Nobel. Curiosamente si tenían varios títulos pero todos intercalados (por no decir perdidos) con el resto de los libros. Me pareció sorprendente que nadie los juntara y los colocara a la vista en la entrada de la libreria. El sábado el periódico Reforma publicó en la sección cultural una nota relacionada. Aquí el reportaje (aunque el encabezado no es el mejor).

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Le otorgaron el Nobel a tres economistas estadounidenses.

http://www.eluniversal.com.mx/notas/455140.html

Rocío Arango Giraldo dijo...

Drucker dice en El Líder del Futuro que "La popularidad no es liderazgo. Los resultados sí lo son".