15 de agosto de 2007

Los mercados bajan y bajan y ...

El día de hoy la bolsa de valores norteamericana (Dow Jones) descendió 167 puntos equivalente al 1.29%. En México, el comportamiento de la bolsa de valores fue similar ya que el IPyC disminuyó en 2.61 por ciento.

La primera pregunta que muchos analistas empezarán a plantearse es si ya inició una crisis financiera. Si la respuesta es afirmativa, la principal explicación girará en torno a los excesos del sector hipotecario norteamericano. Posteriormente se reflexionará sobre que tanto la crisis se extenderá a otros sectores. En un principio, la respuesta mayoritaria será 'no tanto, la volatilidad se limitará al sector hipotecario'.

En lo personal, no estoy tan seguro.

El mercado de deuda hipotecario norteamericano es muy grande y es una fuente de crédito para otros sectores. Sería muy difícil lograr una expansión del crédito hipotecario y que éste no se extienda a otros sectores de la economía. Es más, los datos sugieren que, en los últimos años, esto no sucedió y, por el contrario, que el boom de la vivienda en EUA (y sus excesos crediticios) si beneficiaron a otros sectores financieros (bancos, fondos de inversión, mercados de capital de riesgo, entre otros). Parece que ya empezó la hora de pagar esa cuenta y, así como muchos disfrutaron los beneficios, ahora tendrán que pagar los costos.

Lo siguiente es ver como responderá el sistema político-financiero (dígase ministerios de finanzas y bancos centrales). Hay dos opciones:
  • 1) permitirán que el proceso correctivo 'extirpe' las malas inversiones y, con ello, retornar a una base sustentable de crecimiento, o
  • 2) intervendrán en los mercados (inyectando dinero o reduciendo artificialmente tasas de interes) con el propósito de mantener los precios de los activos.

Si la manera en que los bancos centrales actuaron la semana pasada ofrece una pista, la respuesta será el segundo camino. Esta ruta solo retardará los efectos de la crisis.