16 de noviembre de 2010

Joyas presupuestales

¿En que se gastan los recursos públicos? ¿Cómo se asignan las cantidades a los distintos rubros? ¿Cuales son las prioridades? Sin duda, preguntas fundamentales y más en los momentos en que se discute y aprueba (eso si, por consenso) el presupuesto de la federación para el próximo año.

A propósito de ello, ayer lunes dos columnistas del periódico Reforma ofrecen elementos para responder las preguntas.

Silva-Herzog Márquez publica Nutrir al Ombudsman y Roberto Zamarripa, Juegos Peligrosos.

Del primero, destaca lo siguiente:

... El presidente de la Comisión (CNDH) cuenta con un presupuesto anual de 1'820,160 pesos para el pago de sus alimentos. Nada mal. Eso implica que cada día del año -sin descontar fines de semana o días feriados- el Protector podrá gastar 4,986 pesos en el pan y la sal. Que nadie diga que esto es un gasto: es, por supuesto, una inversión...

... Lamentablemente, no existe aún un estudio claro que muestre el impacto que tienen las botanas que come el funcionario en su desempeño como protector de los derechos fundamentales. No contamos tampoco con un reporte técnico que establezca el vínculo entre las proteínas que ingiere el titular de la Comisión y la solidez de sus recomendaciones. ¿Qué efecto tienen los carbohidratos en el fortalecimiento de su autoridad moral? ¿Alimentos altos en Omega 3 imprimirían mayor legitimidad a sus recomendaciones? Aceptemos que no es tarea fácil el descubrir la conexión entre cucharadas y eficiencia administrativa...


De la segunda columna, destaca lo siguiente:

... El 13 de octubre pasado, los gobernadores de Tamaulipas, Eugenio Hernández y Egidio Torre, llegaron con su exigencia presupuestal a la Cámara de Diputados.

Su prioridad no era la seguridad. Pidieron para inversión carretera 2 mil 764.04 millones de pesos. Para una entidad carcomida por el crimen organizado, con jóvenes enrolados en el sicariato, Eugenio y Egidio solicitaron para "Juventud y Deporte" apenas 95 millones de pesos. Es decir, 29 tantos menos que lo pedido para carreteras. Para seguridad pública pidieron 304 millones de pesos, nueve tantos menos que lo solicitado en carreteras...

... ¿Qué es el gasto carretero? Dinero que obtiene un diputado para un camino que no estará en la tierra sino en el aire. Se pone la primera piedra hasta obtener el primer voto, después se arrumba la maquinaria; total, la constructora propiedad de un amigo del diputado o gobernador o de ambos funcionarios, ya cobró por adelantado. Vendrá otro trienio, con otro diputado -de cualquier partido- que pida un millonario gasto para completar el kilómetro siguiente, con la misma u otra constructora. Así, hasta la eternidad.


...