11 de octubre de 2008

Estaba pendiente la sobremesa

Ya saben. Es fin de semana, momentos de sobremesa.


Cuando está muerta una persona, ¿cuando deja de funcionar el cerebro o el corazón? Lo que para unos es vandalismo para otros es arte político. El mercado y el caracter moral de las personas (megainteresante). Cincuenta personas que cambiaron para bien al Reino Unido (y yo diría que muchas de ellas al mundo). Una reseña de un libro sobre caricaturas políticas en los Estados Unidos. La cocaína y los estados fallidos en Africa. Todavía no se soluciona la crisis de los piratas somalís. Los bloggeros rescatamos al mundo. Los beneficios culturales de la globalización. Imágenes de lo que son las diferencias irreconciliables. Una mirada se ha convertido en un asunto delicado. Si la ley no hace justicia, solo llama a un periodista. Sarah Palin (la candidata vicepresidencial de los republicanos) es pariente lejana de Princess Diana.

Christopher Hitchens es excelente. Aquí su último artículo: America the Banana Republic, The ongoing financial meltdown is just the latest example of a disturbing trend that, to this adoptive American, threatens to put the Land of the Free and Home of the Brave on a par with Zimbabwe, Venezuela, and Equatorial Guinea.


Y no puede faltar una sobremesa sobre la crisis financiera:

Como salvar al sistema financiero. Que nos hacemos, en realidad solo ABBA puede salvar al mundo del colapso financiero. Lo que se pierde anualmente en riqueza forestal es mucho mayor a lo que se ha perdido en la actual crisis financiera. La crisis financiera y su manejo mediático. Los reguladores no pueden controlar la crisis. La vulnerabilidad financiera en Europa. Los críticos de la globalización se equivocan (el lunes se otorga el Premio Nobel y este autor es uno de los serios candidatos). Los verdaderos villanos de la situación económica. Singapur entra a una recesión. Fukuyama (anteriormente profesor en George Mason University) opina que lo que estamos viendo es la caída de America, Inc. Los mercados no fallaron, fueron las regulaciones. Contrario a lo que dice el mito popular, el porcentaje de suicidios en Nueva York después del desplome de la bolsa en 1929 fue mas bajo de lo normal.


...