27 de agosto de 2008

Un titular escandaloso, una nota sensata

El periódico norteamericano USA Today trae hoy, en su primera plana deportiva, una nota con el siguiente titular:


LPGA says English is required language


Aquí la nota.

Mi primera reacción cuando leí el encabezado fue esto es una locura. No tiene mucho sentido, pensé, obligar a un deportista (en este caso, una jugadora de golf) hablar un idioma en particular (en este caso, inglés).

Pero al leer la nota, poco a poco, mi reacción inicial fue cambiando y creo que es una decisión que beneficia a la liga y a las muy pocas jugadoras que no hablan inglés.

Me explico.

La liga de golfistas profesionales en los Estados Unidos (LPGA) adoptará, hacia finales del proximo año (2009), una nueva política que obliga a todas las jugadoras hablar en inglés. En caso que no lo hagan, las jugadoras podrían ser suspendidas y no se les permitirá jugar profesionalmente. Las jugadoras tendrán que aprobar un examen oral y mostrar que entienden y hablan inglés.

¿Y eso? ¿Por qué este requisito? Cito la nota.

"We're focusing on the fact that we're in the sports entertainment business and we have to interact with fans and sponsors," LPGA deputy commissioner Libba Galloway said. "We want to emphasize to our players that they need to be approachable.

La nota luego cita a un consultor en marketing.

"I had to step back and say, 'That's pretty drastic,' " he said. "But from a business standpoint, they need to do that. The ability to secure sponsors is a function of how well you're known and how well you communicate."



En conclusión, la LPGA es una liga deportiva pero es, antes que eso, un negocio y miles de empleos dependen de ella. Dado que es una liga norteamericana, es necesario que puedan comercializar el deporte y para eso es muy importante que las jugadoras (las principales protagonistas) hablen el idioma del mercado al cual la liga está intentando llegar (los Estados Unidos). Además, las que más se benefician con esta nueva política son las jugadoras que podrán incrementar (todavía más) sus ingresos vía un aumento de su potencial comercial.

...