2 de diciembre de 2007

El mejor párrafo que he leído hoy

A propósito de la votación en Venezuela, Raúl Isaías Baduel -exmilitar venezolano- escribe una columna en el New York Times explicando sus razones por las cuales ya no apoya a Chávez. Aquí una parte de su columna:

During the economic boom years, ushered in by a sustained increase in oil prices, the parties dispensed favors, subsidies and alms. In the end, they taught the people about rights rather than obligations, thus establishing the myth that Venezuela is a rich country, and that the sole duty of a good government is to distribute its wealth evenly. President Chávez has been buying and selling against this idea, continuing to practice the kind of neopopulism that will reach its limit only when the country receives what economists call an “external shock.”

Aquí el artículo completo.


Vale la pena traducir el párrafo porque contiene una lección que va más alla de la realidad venezolana.

Durante los años del boom económico, sustentado por el aumento en los precios del petróleo, los partidos políticos dispensaron favores, subsidios y ayudas. Al final, le enseñaron a la gente sobre derechos en lugar de obligaciones, estableciendo el mito de que Venezuela era un país rico y que la única tarea de un buen gobierno era distribuir la riqueza equitativamente. El Presidente Chávez ha estado comprando y vendiendo esta idea y continúa practicando este tipo de neopopulismo que va a alcanzar su límite cuando el país confronte lo que los economistas llaman un "choque externo".