17 de diciembre de 2007

Casarse por amor ... al dinero

Desde San Miguel Allende, Guanajuato.

Hace algunos meses bloggeamos sobre un anuncio que una veinteañera en Nueva York colocó en Craigslist (un tipo de Aviso Oportuno) diciendo que buscaba a un hombre que ganara más de $500,000 dólares al año. La interesada se describía como "espectacularmente hermosa". Aquí la entrada.

El anuncio generó muchas reacciones y respuestas, entre ellas, la de un banquero que le explicó porque ella no era una "buena inversión". Aquí un fragmento:


Your offer, from the prospective of a guy like me, is plain and simple a crappy business deal. Here’s why. Cutting through all the B.S., what you suggest is a simple trade: you bring your looks to the party and I bring my money. Fine, simple. But here’s the rub, your looks will fade and my money will likely continue into perpetuity…in fact, it is very likely that my income increases but it is an absolute certainty that you won’t be getting any more beautiful!

So, in economic terms you are a depreciating asset and I am an earning asset. Not only are you a depreciating asset, your depreciation accelerates! Let me explain, you’re 25 now and will likely stay pretty hot forthe next 5 years, but less so each year. Then the fade begins in earnest.


Ahora, a raíz del anuncio y la respuesta del banquero, el Wall Street Journal (edición para las Américas) publica una nota titulada Casarse por amor... al dinero: un fenómeno cada vez más común, gracias a la bonanza de los últimos años.

Aquí encuentras el artículo.

La nota se basa en una encuesta que la empresa Prince & Associates realizó entre 1,134 personas en los Estados Unidos con ingresos entre $30 mil y $60 mil dólares anuales.

Aquí algunos de los datos que publica el Wall Street Journal:

  • 66% de las mujeres y 50% de los hombres contestó que estarían dispuestos a casarse por dinero.
  • Entre los hombres, aquellos que están en sus cuarenta son los que tienen mayor disposición de casarse por dinero (61%); entre las mujeres, la mayor disposición a casarse por dinero la tienen quienes están en sus treinta (74%).
  • El "precio matrimonial" varía por edad y sexo.
  • Para las mujeres que en su veinte están dispuestas a casarse por dinero, el patrimonio del hombre debe promediar $2.5 millones de dólares; esta cifra baja a $1.1 millones para quienes están en sus treinta y vuelve a subir a $2.2 millones para las mujeres que tienen más de cuarenta años.
  • Los hombres tienen gustos menos refinados. Aquellos que en sus veinte están dispuestos a casarse por dinero, el patrimonio promedio de su futura esposa debe promediar $1.2 millones de dólares. Los hombres con más de cuarenta años y que piensan casarse con dinero buscan a una mujer que tenga, en promedio, $1.4 millones de dólares.
  • Entre las mujeres que en sus 20 dicen estar dispuestas a casarse por dinero, 71% afirmó que esperaban divorciarse más adelante, la tasa más alta en toda la encuesta. Sólo 27% de los hombres en los 40 años anticipaba un divorcio con una mujer con la cual se casarían por dinero.

1 comentario:

Juan Carlos Luna dijo...

Desde una visión economicista ( que acepto tiene sus importantes fallas): el amor es "ese equilibrio no cooperativo que busca aproximarse a Pareto ".

Ahora bien, la respuesta de nuestro amigo a la chica que se ofrece en matrimonio es cierta: la belleza es un "bien" con rendimientos negativos en el mediano o largo plazoz, aunque no dejará de haber quien acepte el carpe diem de las visiones de muy corto plazo y que diga que hoy en día: la belleza es un bien escaso ¡¡¡¡ Ergo, quizá hay que tomar utilidades cuando las hay.