28 de febrero de 2011

Lavarse las manos

Escribe Gabriel Zaid en su columna De las finanzas a Los Pinos que publicó ayer domingo el diario Reforma:

... en una tradición lamentable, proponer cambios a la ley es una forma de lavarse las manos. Es como decir: no puedo hacer nada con la ley como está...


Aquí la columna.

Sin duda esta breve, pero profunda idea, aplica en la iniciativa Ley de Fomento al Primer Empleo que aprobó el Senado y que se anuncia con bombo y platillo en los medios de comunicación. Los empleos no se crean con leyes; eso si, ya en su próxima contienda los promotores podrán decir 'que hicieron algo' mientras ocupaban sus escaños.

...