22 de febrero de 2011

Presunto culpable

Aquí las notas de mi comentario de radio en IMER en el programa que conduce Mario Campos. Las opiniones y errores son atribuibles exclusivamente a mi persona. El comentario se transmitió en vivo el martes 22 de febrero a las 7:40 AM.


El fin de semana vi Presunto Culpable. La película producida por Roberto Hernández y Layda Negrete es un documental basado en la historia de Antonio Zúñiga, un hombre acusado de haber cometido un homicidio en Iztapalapa. La prueba era un testigo ocular que, según apreciamos en la cinta, fue instruido, aleccionado o amenazado por los policías judiciales que detuvieron al acusado.

No daré muchos detalles porque seguramente hay personas que no la han visto, pero el relato es estremecedor. El acusado tuvo la mala fortuna de estar en el lugar equivocado en el momento equivocado. Según la película, tres policías judiciales lo levantaron y lo acusaron de haber cometido un homicidio.

Los mexicanos decimos -y Toño no fue la excepción- “el que nada debe, nada teme” pero, como muestra la película, si uno cae en los engranes del sistema de justicia no es fácil salir de ella, aún siendo inocente. Probablemente haya que revalorar el dicho.

La película logra varios objetivos.

Primero, transmite eficazmente al grueso de la población la importancia de la reforma al sistema de impartición de justicia. Ver, a través de una película, los efectos del sistema en la vida de una persona es más efectivo que publicar artículos académicos. La película pone al alcance de todos un tema que, de por sí, es complejo.

Segundo, la película nos hace ver que, aunque el artículo 20 de la Constitución otorga la presunción de inocencia y establece que todo acusado tendrá derecho a que se presuma la misma mientras un juez no dicte sentencia en su contra. Sin embargo, la práctica es distinta. Existe una prisión preventiva que encarcela a miles de mexicanos antes de ser juzgados.

Tercero, la película nos transmite la importancia de generar procesos de impartición de justicia más transparentes y accesibles a la población.

No obstante estos logros, el problema del sistema de justicia es más amplio y hay temas de fondo que la película no aborda. Como dijo alguien, en la película vemos las consecuencias y no las causas.

La película no aclara que, para cumplir sus funciones, los tribunales locales necesitan más recursos y que son los congresos quienes deberían hacer la asignación correspondiente. La película muestra equipo de cómputo y técnico viejo e inadecuado. Debería modernizarse, pero regresamos al tema del dinero. La película no dice que el sistema de justicia está sobrecargado y que esto se refleja en el desempeño de los juzgados. Esto aplica prácticamente en todos los tribunales de todas las materias y no únicamente la penal.

Es necesario acelerar la reforma al sistema de procuración e impartición de justicia en México. Varios estados iniciaron la transición de procesos judiciales escritos a los procesos judiciales orales, pero estos enfrentan resistencias y obstáculos. Pero es fundamental mantener el esfuerzo. Sólo así podrá hacerse efectivo el 17 constitucional que establece que la administración de justicia debe ser expedita y las resoluciones deben ser prontas e imparciales.

La película también nos recuerda la importancia de darle autonomía al ministerio público. Hay quienes dicen que esto se consigue si el procurador es nombrado o ratificado en el Senado. Esto no es así. Es más profundo. La autonomía del MP incluye un cambio en la administración de casos que permita descongestionar el trabajo, la profesionalización de servicios periciales, la construcción de la policía de investigación y el establecimiento de un servicio civil de carrera. Solo si hacemos esto podremos atraer al MP un perfil distinto de abogados a la institución y así también darle un mejor servicio a la ciudadanía.

Otros países reformaron su sistema de impartición de justicia y con muy buenos resultados.

Chile es el mejor ejemplo. A principios de la década anterior, reemplazó el viejo sistema inquisitivo y escrito (es decir, un sistema muy parecido al que vemos en la película) por un sistema acusatorio y oral. Su reforma les trajo enormes beneficios, también en otros ámbitos. Por ejemplo, el nuevo sistema explica, en gran medida, que Chile sea un imán de inversiones porque éstas reconocen que hay mayor seguridad jurídica. Basta ver los rankings internacionales de competitividad para ver el salto que hicieron los chilenos.

Estas son, auditorio, unas breves apreciaciones sobre Presunto Culpable, una película que pone sobre la mesa la importancia de continuar el proceso de reforma del sistema de impartición de justicia en México y enriquecerlo con otros temas como la certificación de los abogados (fiscales y defensores). ¿Cómo es posible que una persona con título falsificado litigue en un tribunal?

Pero el mayor logro es involucrar eficazmente a la ciudadanía en este complejo tema. El fin de semana las salas estaban llenas y la gente salía realmente conmovida. Ojalá no nos quedemos en eso y los ciudadanos nos involucremos más y generemos una sana presión para acelerar la transformación de la administración de justicia en todos los estados del país.

...