7 de diciembre de 2010

Aspectos generales del Latinobarómetro

Aquí las notas de mi comentario de radio en IMER en el programa que conduce Mario Campos. Las opiniones y errores son atribuibles exclusivamente a mi persona. El comentario se transmitió en vivo el martes 7 de diciembre a las 7:40 AM.


La semana pasada se presentó la edición 2010 del Latinobarómetro; un estudio de opinión pública que se aplica anualmente en 18 países latinoamericanos.

El tono del documento es positivo. El primer párrafo del estudio es sintomático y dice lo siguiente: “América Latina vive su mejor momento desde el punto de vista del estado de sus democracias y de sus economías de los últimos años”.

El estudio nos permite ver que en el continente predomina el optimismo aunque esta percepción no la comparten todos los países. En México predomina un ambiente más negativo. Por ejemplo, si observamos los datos sobre el funcionamiento de la democracia, nuestro país registra el nivel más bajo de satisfacción de toda la región. El 44 por ciento de los latinoamericanos está satisfecho con la democracia; en México, únicamente el 27 por ciento.

Desde 2007, el apoyo a la democracia como forma de gobierno ha aumentado de manera sostenida en el continente. Los aumentos son graduales y poco significativos si lo comparamos de manera anual. No obstante, con el paso de los años es clara la tendencia positiva. Por primera ocasión desde que se publica el estudio, el apoyo a la democracia se ha incrementado por cuarto año consecutivo.

Las elecciones se han afianzado como el mecanismo legítimo para el acceso a los cargos públicos. Salvo contadas excepciones, durante la última década, las elecciones se han llevado a cabo de manera regular, con total normalidad, en las fechas previstas, y sus resultados aceptados por todas las partes. La calidad, credibilidad y legitimidad de los procesos electorales ha mejorado sustancialmente. Hoy día casi la totalidad de los países de América Latina son democracias electorales.

Esta buena noticia no significa que la preferencia por un régimen autoritario haya sido desmantelada; las encuestas muestran que a lo largo de los 15 años, aproximadamente el 15 por ciento de la población prefiere un sistema de gobierno más autoritario.

Encuentro muy interesante que Venezuela es el país de la región que reporta un mayor apoyo a la democracia. Estamos hablando de que el 84 por ciento de los venezolanos está satisfecho con ella. A muchos nos parece paradójico que el país que más apoya esta forma de gobierno en el continente es, al mismo tiempo, el país que más críticas recibe del mismo.

El estudio nos da información sobre los temas pendientes.

Por ejemplo, no está afianzada en la región una cultura de legalidad y de respeto a la ley. El 39 por ciento de los latinoamericanos está de acuerdo en que si la situación del país se pone difícil, el gobierno puede pasar “por encima de las leyes, el parlamento y/o las instituciones” con tal de "resolver los problemas".

Ahora, hablemos de la economía.

Si bien el desempeño de la economía no es extraordinario, no hay duda que los problemas económicos de la región han disminuido. Por ejemplo, con la reciente crisis financiera global hubo una reducción en las tasas de crecimiento pero, sin duda, no experimentamos problemas similares a los que aquejan a otros países (como algunos europeos y los Estados Unidos). Esto ha contribuido al optimismo.

En la región, la satisfacción con el desempeño de la economía ha ido aumentando en los últimos años. Hoy, el 30 por ciento de los latinoamericanos está satisfecho. En México, el nivel de satisfacción es más bajo. Únicamente el 17 por ciento de las personas está satisfecho con el desempeño de la economía; el 80 por ciento se dice insatisfecho.

Por otro lado, el 39 por ciento de los latinoamericanos considera que su país está progresando. La sensación de mejoría varía. Brasil es el país más optimista. El 68 por ciento de los brasileños percibe que su país está progresando; en México, el porcentaje es considerablemente menor: únicamente el 24 por ciento de encuestados considera que ha habido progreso en los últimos años.

El sistema de mercado parece haberse afianzado. El 58 por ciento de los latinoamericanos está de acuerdo o muy de acuerdo con el señalamiento de que la economía de mercado es el único sistema mediante el cual el país podría llegar a ser desarrollado. A su vez, el 71 por ciento de las personas en la región consideran que las empresas privadas son indispensables para el desarrollo del país.

El Latinobarómetro señala que el principal problema en la región es la inseguridad y, según el estudio, la gente no está percibiendo mejoría. A la pregunta, ¿puede usted decir que en su país es cada día más seguro, igual de seguro o más inseguro?, el 58 por ciento de los latinoamericanos percibe más inseguridad. En México el promedio es 73, uno de los más altos del continente.

En fin, aquí una pincelada, un esbozo general del estudio que nos permite ver que la región es, hoy por hoy, optimista. El manejo de las variables democráticas y económicas ha sido relativamente adecuado (sin ser espectacular) y esto ha contribuido que los latinoamericanos se sientan hoy mejor que nunca.

...