28 de julio de 2010

Novedades migratorias

Hace unos minutos, una juez federal en Arizona bloqueó la entrada en vigor de las disposiciones más polémicas de la ley SB1070. Aquí la nota.

Los opositores a la ley han considerado esta decisión como una victoria. Sin duda es un logro en el corto plazo; por ejemplo, la policía no deberá revisar el status migratorio de las personas que cometan algún tipo de falta administrativa o delito. Pero hay otras normas que si aplicarán a partir de mañana y que probablemente afecten a los trabajadores indocumentados o ilegales en Arizona.

Pero no está claro lo que suceda en el mediano y largo plazo. La juez no ha dicho que la ley es inconstitucional o que el estado de Arizona se extralimitó al legislar en la materia. En ese sentido, la ley sigue vigente y no es aventurado suponer que el proceso jurídico tomará varios meses en resolverse. Los promotores de la ley apelarán la decisión y mientras tanto el odio mutuo y la polarización aumentarán. Es muy probable suponer que la última decisión la tendrá la Suprema Corte de Justicia.

En términos políticos, en el corto plazo y con miras a las elecciones legislativas del próximo noviembre, me parece que la decisión de la juez beneficia más a los promotores de la ley porque les da más elementos para movilizar a sus probables votantes. Es cierto que la posición del gobierno de Obama es más cercana a la de los hispanos, pero creo que es importante recordar que muchos lo culpan por permitir que esta situación llegara hasta este nivel.

...